Decálogo para celebrar el Mes de la Herencia Africana en las Instituciones Educativas de Colombia

566

Juan de Dios Mosquera Mosquera, director del Movimiento Nacional Cimarrón, invita a rectores y directivos de las Instituciones Educativas de nuestro país a incorporar en las actividades académicas de mayo, la Conmemoraciones de la Afrocolombianidad y entrega un paso a paso de las acciones a desarrollar durante este mes para propiciar espacios de encuentro intercultural.

CONVOCATORIA A LAS INSTITUCIONES EDUCATIVAS DEL PAÍS

Programar con impacto las actividades de MAYO: Mes de la Herencia Africana de              Colombia

El origen del Mes de la Herencia Africana de Colombia se remonta al año 2001, cuando el Movimiento Nacional por los Derechos Humanos de las Comunidades Afrocolombianas – CIMARRON -, lo creó, en desarrollo de su Programa de Conmemoraciones de la Afrocolombianidad, con el nombre de “Mayo: Mes de la Afrocolombianidad”, resaltando la especial concentración de fechas significativas de la africanidad, el panafricanismo y la afrodescendencia de Colombia. Por iniciativa de CIMARRON el Ministerio de Cultura expidió la Resolución 740 de 2011, institucionalizando la conmemoración de MAYO: MES DE LA HERENCIA AFRICANA DE COLOMBIANA.

El  propósito del Mes  es propiciar un espacio nacional de encuentro intercultural, donde todos los colombianos y colombianas, desde todas las esferas de la sociedad civil y del Estado: comunidades, entidades públicas, instituciones educativas, empresas, medios de comunicación, organizaciones sociales, iglesias,  promuevan el reconocimiento, la reflexión sobre los estudios afrocolombianos, la divulgación y la valoración de la presencia y la gran contribución – histórica, económica, social, cultural, educativa, ambiental, religiosa y política – de los pueblos  de los países africanos (la africanidad),  de donde llegaron secuestrados los ancestros para ser esclavizados, y de las poblaciones  afrodescendientes  colombianas o afrocolombianas, en la fundación de la República de Colombia,  y en la construcción, la evolución y el protagonismo de la economía, las relaciones sociales y culturales, la nacionalidad y los valores de la identidad cultural nacional.

La programación con las actividades conmemorativas debe ejecutarse durante todo el Mes. Cada semana puede dedicarse a un tema especial, incluyendo también las 10 fechas especiales, entre ellas, sobresalen las siguientes: Mayo 1: Recuerdo de Diego Luis Córdoba y Día Internacional de los Trabajadores. Mayo 2: Aniversario de la Masacre de Bojayá, Mayo 11: Aniversario de Bob Marley. Mayo 21: Día Nacional de la Afrocolombianidad, Aniversario de la “Ley sobre la libertad de los Esclavos y Día Internacional de la Diversidad Cultural. Mayo 25: Día Internacional de África, del Panafricanismo.

En cada institución educativa debe planificarse una programación que se ejecute, semana a semana, comprometiendo al conjunto de la comunidad educativa.

Algunas actividades que pueden incluir en la programación del Mes en la institución o el municipio son las siguientes:

– Crear un Comité Organizador.

– Construir la programación y el cronograma de las actividades a ejecutar.

– Acto de lanzamiento del Mes de la Herencia Africana de Colombia.

– Izadas de la bandera nacional conmemorativas

–  Proyectos y trabajos de aula sobre la afrocolombianidad, la africanidad y los    estudios afrocolombianos.

– Carteleras, pendones y pasacalles informativos sobre el Mes y la afrocolombianidad.

– Conversatorios, conferencias, talleres, foros, sobre temas de la afrocolombianidad, la africanidad y los estudios afrocolombianos.

– Conferencia sobre el Concepto y Periodización de la Historia Afrocolombiana.

– Representaciones teatrales.

– Cine-foros sobre películas de  la memoria histórica afrodescendiente,  tales como: “Raíces”, “12 Años de Esclavitud”, “Color Púrpura”, “El Amistad”, “Pantera Negra”

– Video-foros sobre la afrocolombianidad, por ejemplo: “De dónde vengo yo”, de Chocquitown, “Rebeldía” de Joe Arroyo, otros.

– Jornadas de lectura de textos escogidos sobre  la historia afrocolombiana.

– Jornadas de lectura de textos escogidos sobre la literatura afrocolombiana.

– Exposiciones de bibliografía especializada sobre los estudios afrocolombianos.

– Actos religiosos en fechas especiales como el 2 de mayo: aniversario de la Masacre de Bojayá.

– Boletín especial sobre el Mes

– Festival de música, danza, artes afrocolombianos.

– Muestras especializadas del arte de la belleza de los peinados del cabello natural de las mujeres y los hombres afrodescendientes.

– Exposiciones de afiches, fotografías y paisajes de las personas y el patrimonio material e inmaterial de las comunidades afrocolombianas.

– Jornada movilización o mítines, conmemorativa del 21 de mayo: Día Internacional de la Diversidad Cultural y Día Nacional de la Afrocolombianidad.

– Actos conmemorativos de las fechas especiales: mayo 2, mayo 11, mayo 21, mayo 25.

– Estrategia de comunicación a través de las redes con mensajes, programas radiales, programas de TV, proyección de videos en paredes y muros.

– Acto final de cierre del Mes.

El sistema educativo debe comprender la afrocolombianidad como el conjunto de valores culturales, materiales, espirituales y políticos,  aportados por los pueblos y los ancestros africanos y por los afrocolombianos,  al proceso de fundación, construcción, desarrollo y protagonismo de la nacionalidad, la identidad cultural y todas las esferas de la sociedad colombiana. El Movimiento CIMARRON invita a las instituciones educativas, a los educadores a conmemorar el Mes y a enaltecer la afrocolombianidad como un patrimonio cultural de la identidad personal de cada colombiano(a) y un patrimonio colectivo de la nación y el conjunto de la sociedad colombiana.

Bogotá, 14 de abril de 2018.

                                JUAN DE DIOS MOSQUERA MOSQUERA
                                          Director Nacional CIMARRÓN