CIMARRON 34 AÑOS, Luchando por el respeto y los derechos del pueblo afrocolombiano

706

CIMARRON, desde 1982, es la asociación con perspectiva nacional, que promueve la defensa y el ejercicio de los Derechos Humanos y Étnicos de la población afrocolombiana, en pro de la eliminación del racismo y las discriminaciones que la afectan dentro de la sociedad colombiana, a través de la creación de asociaciones comunitarias de base, la formación de líderes y lideresas con conciencia identitaria y compromiso social de colombianos afrodescendientes, programas de fomento de la etnoeducación y la enseñanza de los estudios afrocolombianos en el sistema escolar y la movilización e incidencia organizativa y comunitaria para la reivindicación, gestión y aplicación de la agenda social y política cimarrona y afrocolombiana.

En 1997 el Gobierno Francés otorgó a Cimarrón el Premio Internacional de los Derechos Humanos, por la lucha contra el racismo y la discriminación racial, y en el 2011 fue admitido en el Registro de las Organizaciones de la Sociedad Civil Registradas en la OEA.

Desde su fundación en 1982, CIMARRON ha desarrollado una perspectiva nacional aplicada en comunidades del pueblo afrocolombiano. Ha creado asociaciones cimarronas en numerosas poblaciones y ciudades del país. Impulsó la creación de las primeras asociaciones campesinas en los ríos del Pacífico, que en implementación de la Ley 70/93, se convirtieron en los primeros Consejos Comunitarios de las “Tierras de las Comunidades Negras”. Como una estrategia de la Asociación Nacional de Mujeres Cimarronas, con el apoyo de Usaid-Plan Colombia creó la Red Nacional de Mujeres Afrocolombianas KAMBIRI y, después, la Red Departamental de Mujeres Chocoanas, la Asociación de Mujeres Cimarronas de La Dorada, Caldas, y la Asociación Departamental de Mujeres Afro-risaraldenses -KAINA-. En Bogotá, CIMARRON impulsó las asociaciones estudiantiles de las universidades Central, INCCA, Javeriana, Autónoma, y , en Cali, la Asociación Colectivo de Estudiantes Benkos Vive de la Universidad del Valle y la Asociación Libertad, del barrio Charco Azul, en Aguablanca.

En los años 1992, 1993 y 1995, CIMARRON convocó la realización de los primeros Encuentros Nacionales de Organizaciones Afrocolombianas, realizados en Bogotá y Cali. Ejecutando el programa de desarrollo de la identidad étnica y la etnoeducación afrocolombiana. CIMARRON logró institucionalizar en el país los Círculos de Estudios Afrocolombianos y las conmemoraciones afrocolombianas, en especial, las movilizaciones del 8 de marzo, el 21 de marzo y el 21 de mayo, se realizaron los primeros talleres y eventos de sensibilización sobre el racismo, la No discriminación racial y los estudios afrocolombianos en el sistema escolar y se realizó en Tumaco, en 1996, el Primer Seminario Nacional sobre la Etnoeducación Afrocolombiana. Con el apoyo de Usaid-Plan Colombia en el año 2000 se fundó la Escuela Nacional de Derechos Humanos y Liderazgo Afrocolombiano -NELSON MANDELA-.
Del proceso anterior surgieron la mayoría de las y los impulsores de los grupos e iniciativas organizativas del movimiento social afrocolombiano, distribuidos en todas las regiones del país, como líderes de los Consejos Comunitarios Campesinos, organizaciones de las mujeres y los jóvenes, intelectuales e historiadores, funcionarios gubernamentales y de ONGs, políticos, fiscales, jueces, sacerdotes, educadores. Cabe mencionar personalidades como los siguientes: el abogado Pastor Murillo, miembro por Colombia, del Comité de la ONU contra la Discriminación Racial -CERD-, Igor Correa, Responsable de Asuntos Afrodescendientes de la Comunidad Andina de CAN, la Alcaldesa de Quibdó Zulia Mena, el excandidato a la gobernación del departamento de Bolívar Dionisio Miranda, los historiadores Sergio Mosquera y Dolcey Romero, Alfonso Cassiani, Manuel Hernández, los educadores Adelmo Asprilla, Dorina Hernández, Glenis María Gómez, dirigentes como Rosmira Valencia, Tomasa Medrano, Iván Alberto Vergara.

En las primeras décadas del siglo XXI CIMARRON ha desarrollado una activa comunicación, interlocución e incidencia con las instituciones de gobierno, la sociedad civil y las ONGs en pro del reconocimiento de los derechos étnicos, la lucha responsable por la eliminación del racismo y la discriminación racial y la adopción del enfoque diferenciado afrocolombiano en las políticas públicas. Ha sido protagonista de la legislación especial a favor de la población afrocolombiana surgida desde la Constitución Política de 1991, en especial, la Sentencia de la Corte Constitucional T-422 de 1996 y leyes como la 725 del 2001, la 649 del 2001, Ley 1482 del 2011 y la Ley de Víctimas, así como los Decreto 1627 de 1996 y el Decreto 1122 de 1998.

Para atender las denuncias y demandas de las víctimas de las prácticas de racismo y discriminación racial, CIMARRON creó en Bogotá el Centro de Justicia contra el Racismo, el Informe Anual sobre el Estado de los DDHH de la Población Afrocolombiana y los convenios de cooperación y compromiso CIMARRON- universidades para establecer acciones afirmativas educativas a favor de la juventud afrocolombiana. Cimarrón ha sido actor fundamental en las iniciativas de incidencia sobre la visibilización estadística de la población afrocolombiana, tanto en las operaciones censales como en los formatos de captura de información de las entidades públicas y privadas, las reivindicación y proyecto de Ley de igualdad de oportunidades y No discriminación, a favor de la población afrocolombiana y en los ejercicios de construcción de la política pública de la mujer afrocolombiana dentro de la política pública nacional de las mujeres colombianas.

Cimarrón fue el gestor de la creación del 21 de mayo: Día Nacional de la Afrocolombianidad, Mayo: Mes de la herencia africana de Colombia, establecido por el Ministerio de la Cultura, y en lo internacional del 2011: Año Internacional de los Afrodescendientes, promulgado por la ONU. En el proceso histórico de trabajo en red y articulaciones CIMARRON fundó en los años 90 la Unión Nacional de Organizaciones Afrocolombianas UNO – AFRO, creada en el Primer Encuentro Nacional de Organizaciones Afrocolombianas en 1992, la Red Nacional de Mujeres Afrocolombianas en el año 2000, y es promotor, desde septiembre de 2010, de la creación de la Mesa Nacional de Organizaciones Afrocolombianas. A nivel internacional CIMARRON fue fundador de la Red Continental de Organizaciones Afroamericanas 1995, la Red Andina de Organizaciones Afrodescendientes 2009, la Mesa de los Pueblos Afrodescendientes en la CAN en 2011 y la Plataforma Internacional Cumbre Mundial Afrodescendiente 2011.

Este plan se propone fortalecer el Movimiento Nacional CIMARRON aumentando sus capacidades organizacionales, financieras y educativas para generar la sostenibilidad institucional y de la gestión comunitaria de la organización, facilitar la articulación y el trabajo en red, nacional e internacional, y la gestión con eficacia de la agenda social y el programa de etnoeducación y construcción del liderazgo afrocolombiano.

CIMARRON necesita los recursos adecuados y la infraestructura que hagan posible la realización de sus actividades con programas bien balanceados, realistas y sostenibles. Al mismo tiempo, requiere una estrategia a largo plazo que le permita autofinanciarse, generar liderazgo competente y sostenibilidad institucional de la organización. Esto implica adquirir autonomía financiera y la consecución de recursos diversificados.

La consolidación institucional de CIMARRON le permitirá intensificar el proceso de sensibilización y concientización de las comunidades afrocolombianas, divulgando su pensamiento, el cimarronismo contemporáneo, ampliando la construcción organizativa en todas las regiones del país, estableciendo las representaciones y las formas organizativas que, a su vez, promuevan la organización, la concientización y la movilización de la participación ciudadana y política de las comunidades, en defensa, ejercicio y desarrollo de los derechos, la ciudadanía y las políticas públicas con enfoque afrocolombiano diferenciado.

OBJETIVO GENERAL DEL PLAN

Fortalecer y aumentar las capacidades organizacionales, financieras, de participación ciudadana y movilización social y política del Movimiento Nacional CIMARRON, posibilitándole el acceso a los recursos económicos y la asistencia financiera y técnica, que le permitan la generación de ingresos propios, la auto-sostenibilidad institucional y la implementación con eficacia y cobertura nacional de sus objetivos estratégicos, la articulación del trabajo en red, la incidencia ante las entidades estatales y privadas, y la gestión eficiente de su agenda social étnica en defensa, ejercicio y desarrollo de los derechos humanos, los derechos étnicos y la ciudadanía de la población afrocolombiana.

OBJETIVOS DE CIMARRON

  • Presentar y gestionar con las entidades gubernamentales y privadas, nacionales e internacionales, políticas y programas en pro del desarrollo de las comunidades afrocolombianas, y en observancia y aplicación práctica de la Convención de derechos humanos, la Convención Internacional para la Eliminación de todas las formas de Discriminación Racial, la Convención Internacional para la Eliminación de todas las formas de discriminación de las Mujeres, y el Tratado de Río de Janeiro sobre la Defensa y Protección del Medio Ambiente, y la Convención de Derechos de los Niños y Niñas.
  • Promover la organización autónoma de las comunidades afrocolombianas a nivel local y nacional, su concientización y movilización en pro de condiciones de vidas dignas.
  • Educar para la eliminación del racismo de la conciencia colectiva e individual de los colombianos y colombianas.
  • Impulsar programas y acciones tendientes a la eliminación de las prácticas de discriminación racial que afectan la sociedad colombiana.
  • Promover la educación, organización y empoderamiento de las mujeres afrocolombianas.
  • Desarrollar, enaltecer y difundir la identidad afrocolombiana o afrocolombianidad, como patrimonio de cada colombiano y colombiana y del conjunto de la sociedad nacional.
  • Proteger y conservar la biodiversidad y los derechos que asisten a las comunidades afrocolombianas sobre sus territorios ancestrales.
  • Estimular la participación política autónoma del pueblo afrocolombiano, reivindicando el ejercicio de la representación equitativa que le corresponde dentro de la sociedad colombiana.
  • Promover las relaciones e identidad entre la sociedad colombiana y los pueblos africanos, y la unidad continental entre los pueblos afroamericanos.